Ciudad de México
20°
22°
Wed
Weather from OpenWeatherMap

COMPONENTE GENÉTICO CLAVE EN EII

enfermedad de crohn 765x510 - COMPONENTE GENÉTICO CLAVE EN EII

Un análisis cuidadoso que incluyó 14 grupos diferentes de pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria (EII) y 1,800 biopsias intestinales ha identificado un componente genético clave relacionado con los casos más agresivos de la enfermedad.

Los hallazgos del estudio identifican una proteína a la que se podría potencialmente apuntar para reducir la gravedad de los síntomas y ofrecer una muy necesaria información sobre la biología subyacente a la EII.

Las enfermedades autoinmunes como la EII, uno de los trastornos intestinales más comunes, a menudo involucran interacciones de gran complejidad entre las variables genéticas y ambientales, que pueden afectar a la gravedad de la enfermedad y a la forma en que los pacientes responden al tratamiento. Esta complejidad ha dificultado que los investigadores se centren en los culpables moleculares responsables de la inflamación y la enfermedad, especialmente en pacientes con EII moderada o grave.

En esta ocasión, Gerard Kaiko y colaboradores demostraron que los pacientes con EII más severa presentaban una actividad excesiva en los genes asociados con la coagulación de la sangre. Estos pacientes también mostraban niveles elevados de una proteína llamada PAI-1, la cual, según observaciones de los investigadores, agravaba la inflamación de colon.

Otros experimentos mostraron que PAI-1 promovía la inflamación al atacar a otra proteína llamada tPA, producida por las células que recubren el intestino y que protegía contra la lesión de colon en ratones. Curiosamente, la inhibición de PAI-1 mediante un fármaco de molécula pequeña restauró los niveles de tPA y disminuyó la inflamación y el daño en la mucosa (marca distintiva de la EII) en los roedores.

Los autores afirman que los hallazgos identifican a PAI-1 como un prometedor blanco terapéutico y podrían ayudar a explicar por qué los pacientes con EII también presentan un mayor riesgo de efectos secundarios perjudiciales relacionados con la coagulación sanguínea, como la formación de coágulos sanguíneos.

Referencia

Kaiko GE, Chen F, Lai CW, et al. PAI-1 augments mucosal damage in colitis. Sci Transl Med. 2019 Mar 6;11(482).

Publicaciones Relacionadas